Potaje de Semana Santa

Potaje de Bacalao y Garbanzos Semana Santa

El potaje de Semana Santa o también conocido potaje de vigilia es un plato al que numerosas familias y restaurantes recurren para comer durante esta época del año.

Una de las razones por las que el potaje de vigilia es un plato muy recurrente en semana santa es por la abstinencia a la carne que los cristianos cumplen durante la cuaresma.

Una de las curiosidades que acompañan este plato es que se elabora con el bacalao debido a que en cualquier época del año es fácil de adquirir, a diferencia de otros pescados.

Los ingredientes que vamos a utilizar para elaborar este sabroso plato son los siguientes:

  • 300 g. de garbanzos secos (sin remojar)
  • 200 g. de alubias blancas
  • 300 g. de bacalao desalado
  • 250 g. de espinacas frescas
  • 2 cebollas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 huevo cocido
  • 1 cucharada de postre de Pimentón de la Vera (agridulce)
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Estas cantidades corresponden para hacer una comida para unos 4 comensales.

Potaje de Semana Santa

Potaje de Semana Santa

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • El día anterior hay que poner los garbanzos y las alubias en agua templada y dejarlos en remojo durante una noche.
  • En la olla hay que echar el agua, 2 dientes de ajo pelados, la hoja de laurel y los garbanzos ya remojados.
  • Cerramos la olla, ponemos a calentar a fuego alto y cuando comience a salir vapor, bajamos a fuego bajo y lo dejamos reposar unos 15 minutos.
  • Ahora vamos a preparar el sofrito, picamos los dientes de ajo y pelamos las cebollas.
  • En una sartén vertemos el aceite y freímos el ajo y la cebolla a fuego medio y añadimos la sal.
  • Añadimos el pimentón y removemos bien para que se integre al sofrito.
  • Pasamos el caldo colado a otra cazuela junto a los garbanzos y la ponemos a fuego medio. Cuando coja temperatura, añadimos el sofrito y las espinacas.
  • Añadimos a la cazuela el bacalao y bajamos el fuego.

Una recomendación para elaborar el plato es que utilicéis garbanzos secos en lugar de los envasados ya que estos últimos suelen estar sometidos a tratamientos con conservantes y el plato no saldrá tan bueno.

Finalmente, emplatar al gusto y disfrutar de este maravilloso plato de cuchara que tan bien sienta.