Las procesiones de Semana Santa en Toledo

Las procesiones de Semana Santa en Toledo

Las procesiones de Semana Santa en Toledo son muy reconocidas a nivel mundial debido a su gran belleza, vamos a hablaros de la semana santa en Toledo en general pero más concretamente de las procesiones que puedes disfrutar en esta ciudad.

La Semana Santa, la fiesta más deseada en Toledo. Esta celebración tiene una gran relevancia en España por su contenido católico y al belleza de las procesiones. Este festejo esta declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional.

En esta fiesta con siglos de tradición y de historia se recuerda la muerte de Jesucristo, y el hecho de que el casco histórico de Toledo cuente con numerosas calles estrechas, monumentos y calles empinadas hace que sea uno de los mejores lugares de España para la representación de una procesión.

A lo largo de la Semana Santa en Toledo, no son solo las procesiones lo único que ver, ya que toledo cuenta con numerosos museos y monumentos relacionados con esta festividad, eso sin hablar del sin fin de iglesias y conventos repletos de historia que  se pueden visitar como la catedral de Toledo, la Parroquia de San Ildefonso o el monasterio de San Juan de los Reyes.

En cuanto a las procesiones, la primera es el Viernes de Dolores, donde Nuestra Señora de la soledad es portada.

Procesiones de Semana Santa en Toledo

Procesiones de Semana Santa en Toledo

La procesión del Domingo de  Ramos se inicia en la catedral y termina en la puerta del Reloj y el lunes se celebra la procesión del Santísimo Cristo de la esperanza.

En la noche entre el Jueves y el Viernes Santo, de la Catedral Primada salen dos procesiones. Estas son de las procesiones con mayor recorrido y duración ya que están unidas con las del Cristo de la Expiración.

Durante el anochecer del mismo día tienen lugar tres procesiones más (Santísimo Cristo de la Fe, Cristo del Santo Entierro y Cristo de la misericordia).

Durante el Sábado se celebra la del Cristo de la Buena Muerte (saliendo del monasterio de San Juan de los Reyes) y finalmente, después de la Vigilia Pascual celebrada en todas las iglesias, el Domingo de Resurrección finalizan las procesiones con las de la Santísima Virgen de la Alegría y del Jesús Resucitado, la cual termina con una chocolatada  en la parroquia de San Andrés después de quitarle el velo a la Virgen.