La Semana Santa Toledana

Semana Santa 2017

La Semana Santa Toledana es reconocida por ser una de las mejores ciudades en las que se celebra esta fiesta.

La Semana Santa es uno de los eventos más importantes en nuestro país, esto se debe a que España es un país mayoritariamente católico.

En el cristianismo esta fiesta es tan importante debido a que sucedieron eventos tan relevantes como  la conmemoración anual cristiana de la pasión, muerte y resurrección de Jesus de Nazaret.

Vamos a hablar más concretamente de esta fiesta vinculada a una de las ciudades, sin duda, más bonitas de España, Toledo.

Lo más bonito de la Semana Santa en Toledo es la iluminación de las calles durante la noche. El silencio de la noche durante las procesiones es sin duda algo mágico que atrae a numerosos turistas.

La Semana Santa en Toledo

La Semana Santa en Toledo

Las estrechas y empinadas calles de Toledo crean un escenario único y de una belleza inigualable. Cada Hermandad y Cofradía lleva sus vestidos de colores característicos para cada una, de tipo Nazareno, compuestos por hábito con fajín y capuchón o capirote en la cabeza, muchos con velo que oculta la cara.

En cuanto a las procesiones, las más emblemáticas se desarrollan durante la noche, entre ellas cabe destacar la procesión del domingo de ramos, muy importante debido a que sale desde la catedral y también destacamos la procesión del cristo de la buena muerte que sale desde el Monasterio de San Juan de los Reyes.

Además de poder disfrutar de las procesiones, durante la semana Santa podrás visitar las iglesias de Toledo ya que muestran los pasos de una manera más cercana e incluso puedes llegar a tocarlos.

Una de las actividades que no te puedes perder en la Semana Santa de Toledo es disfrutar de su gastronomía, en el menú de los bares y restaurantes en Toledo no van a faltar los emblemáticos pucheros de esta fecha o las maravillosas y sabrosas torrijas típicas de pastelerías tan famosas como Santo Tomé.

No te puedes perder esta visita a la ciudad de Toledo, al menos se debe disfrutar de Toledo y sus calles una vez en la vida.