El Alcázar de Toledo

El Alcázar de Toledo

El Alcázar de Toledo es una fortificación sobre rocas, ubicada en la parte más alta de la ciudad de Toledo, España, y que domina toda la ciudad.

Su privilegiada situación ha hecho de él un lugar de gran valor estratégico militar y así lo intuyeron los diversos pueblos que se asentaron en él.

Su nombre se debe a uno de esos dominadores, los árabes, que fueron los que lo llamaron Al Qasar que significa «fortaleza», nombre acortado del que era habitual: Al-Quasaba cuyo significado era el lugar de la verdadera residencia principesca.

En el siglo III fue un palacio romano donde, tras la reconquista de la ciudad, establecieron el pretorio, sede del magistrado o pretor. Durante la época visigótica el rey Leovigildo estableció en él su capitalidad en el año 568.

El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para tener una residencia digna de tal monarca. Y, sin embargo, el nuevo palacio no llegó a ser morada de reyes, ya que mucho antes de terminarlo, la capital se establecía en Madrid, pero sí de reinas, exactamente reinas viudas, retiradas de la corte por los sucesores de sus esposos: Mariana de Austria, viuda de Felipe IV y Juana de Neoburgo que lo fue de Carlos II.

El Alcázar de Toledo

El Alcázar de Toledo

Tuvo diversos usos, como la cárcel de la Corona, cuartel militar de ejércitos propios y extraños, o talleres de sederos, antes de albergar la Academia de Infantería.

Su primer y principal arquitecto fue Alonso de Covarrubias desde 1545, pero en el patio intervino Villalpando y fue finalmente Juan de Herrera el autor de la monumental escalera bajo bóveda de cañón y la remodelación del ala meridional que la alberga.

Sufrió el edificio varios incendios, provocados unos, como, en 1710 durante la Guerra de Sucesión, siendo restaurado bajo la dirección de Ventura Rodríguez, dos veces durante la Guerra de Independencia y en 1887, esta vez fortuito, antes de su casi total destrucción en septiembre de 1936. Su reconstrucción comenzaría en 1940, terminada en 1961 con la inauguración del monumento a los defensores del Alcázar durante la Guerra Civil, realizado por Juan de Ávalos.

Durante años albergó parte del catálogo del Museo de Ejército, siendo adaptado para albergarlo en su totalidad, como único emplazamiento nacional de esta colección e inaugurado como tal en 2010. También se realizaron obras de habilitación de la planta superior del edificio a las necesidades de la moderna Biblioteca de Castilla-La Mancha.

Más información para visitar el Alcázar de Toledo

Dirección:

C/ Unión s/n
45001 Toledo
Teléfono: 925 238 800
Fax: 925 238 915

Precio entrada

Entrada General: 5 €
Reducida: 2.50 € previa acreditación para grupos vinculados a instituciones de carácter cultural o educativo constituidos por 15 o más miembros (necesaria reserva previa)

Horario de visitas

Abierto de lunes a domingo de 11 a 17 horas
Miércoles: Cerrado (festivos y no festivos)
Cierre de taquillas: 30 min antes del cierre del Museo.
Web www.museo.ejercito.es
E-mail: museje@et.mde.es